ARTErias Urbanas: al infinito y más allá

El colectivo cruceño termina el 2017 anunciando la convocatoria para uno de sus más ambiciosos proyectos, El Contenedor, en el que el arte es el motor para la transformación social.

fuente: http://www.opinion.com.bo/opinion/suplemento.php?a=2017&md=1217&id=13107&s=3

Captura de pantalla 2017-12-19 a las 7.21.35.png

A ARTErias Urbanas El Contenedor le permite volver a sus inicios, cuando salía a los barrios -en su bibliobús-, en un momento en el que Santa Cruz no contaba con muchos espacios artísticos y la mayoría estaba en el centro de la ciudad.

“La programación cultural sigue estando en el centro, lo cual representa para nosotros una necesidad de conformar otros espacios. A lo largo de los años, hemos aprendido cuáles son las metodologías necesarias para acercarnos a la gente, por lo que hemos diseñado una programación exclusiva para niños, para jóvenes y una familiar”, explica Oscar Soza, parte del colectivo.

De esta manera, El Contenedor se moverá cada semestre con una estación que permanecerá por tres meses en áreas verdes y parques urbanos cruceños. Las estaciones están distribuidas por diferentes distritos en la “ciudad de los anillos”. Son cuatro estaciones que se planean concretar hasta el año 2019.

La convocatoria para la primera estación Especies de Espacios está abierta hasta el 15 de enero del 2018. La postulación es única y exclusivamente mediante la página https://www.elcontenedor.org. 

Soza explicó que para la selección hay dos instancias. La primera es el envío de una declaración que muestre los intereses, los puntos de acción y la forma de pensar del artista, y la segunda instancia incluye la presentación de un portafolio que permita evidenciar y aclarar la primera instancia. Los tres seleccionados serán parte de un laboratorio de creación y producción exclusivo para El Contenedor, con un fondo de 2.000 bolivianos.

La primera estación Especies de Espacios invita a pensar sobre el espacio público, el espacio del arte y la relación entre estos. Utopías es la segunda estación y tiene una vocación netamente reflexiva. La tercera es Historias Marginales. Busca visibilizar experiencias que no son parte del “mainstream” cultural nacional. Por último, la cuarta estación, Saberes Ancestrales, quiere compartir conocimientos de pueblos originarios.

Las actividades paralelas incluyen un ciclo de cine, talleres, charlas y darle seguimiento a un programa de huertos urbanos.

“Buscamos ampliar la consciencia en la creación de la ciudad. Con un mapa y juegos, los niños descubren el espacio y la exposición, mientras crean sus propias obras y reflexionan”, adelantó Soza, indicando que se mantendrán las intervenciones artísticas del colectivo como el performance, la acrobacia, conciertos y la práctica del grafiti-mural.

El proyecto no podría ser posible sin el compromiso de algunas instituciones, gracias a alianzas estrategias que realizó el colectivo con la Secretaría Municipal de Cultura Patrimonio y Turismo, a través del Museo de Arte Contemporáneo, el Centro Pedagógico y Cultural Simón I. Patiño y la Alianza Francesa.

Rumbo a los diez años de vida

“Este año nos sorprendió el apoyo y apertura de las instituciones para proyectos que hemos estado gestionando en estos ocho años pasados. Un ejemplo fue el Manifiesto Urbano que, en la última versión, realizó sus actividades junto a Cochabamba y La Paz, en lo que fue la Ola Urbana”, sostiene Soza, destacando la aceptación y vinculación del público. Para Soza, el crecimiento demográfico y económico de la ciudad convirtieron a Santa Cruz en un crisol cultural, lo cual, según el artista, ha generado más espacios culturales, a la vez que un mayor público interesado, por lo cual la autogestión ya no solo es un sueño, sino una realidad. “Dado que ARTErias no es ni busca ser una institución, ver que nuestros propios mecanismos de sostenernos están funcionando es alentador”.

Otra noticia alentadora es que este 2017 se volvió a habilitar el Galpón ARTErial, que se encuentra ubicado en la Radial 26 del barrio Jardín. En sus primeros seis meses de reapertura, ha sumado diversidad de actividades como ciclos de cine, presentaciones de libros, fiesta culturales, conciertos y talleres, entre otros.

La gestión de ARTErias Urbanas también tiene al territorio como un campo de acción importante. Es así que, desde el galpón, se articulan las actividades con la Biblioteca Municipal del Barrio Oriental, trabajando junto a su programa más social y educativo que es la Escuelita de Arte.

“Nuestros rangos de acción siempre han sido los barrios donde realizamos las intervenciones colectivas con grafitis murales. También nos relacionados con el centro e instituciones para poder mostrar nuestro accionar. Pero, dado que ARTErias no es una persona, sino una colectividad, todos proponen espacios y nos sumamos a otras iniciativas de amigos. Es así que hemos participado en proyectos en los contornos de la ciudad, en poblaciones anexas, otros departamentos e inclusive como representantes afuera del país”.

Además del proyecto El Contenedor que tiene una duración de dos años hasta el 2019, ARTErias Urbanas volverá con el Manifiesto Urbano, una plataforma de formación, anticipándose de esta manera a la Ola Urbana. También el 2018 se potenciará el proyecto audiovisual ART30”. “Tenemos un archivo de gran riqueza que es una memoria audiovisual acerca de la producción y los artistas en el medio, por lo cual estamos preparando una edición especial”, finalizó Soza.

Periodista - mariajoferrel@gmail.com

Lanzamiento de Convocatoria

POSTULATE!!!!

POSTULATE!!!!

Tenemos el agrado de invitarles a revisar la convocatoria de EL CONTENEDOR

toda la info en: https://www.elcontenedor.org/convocatoria/

ESPECIES DE ESPACIOS

EL CONTENEDOR

Por: Tonia Andresen

 

„…En resumidas cuentas, los espacios se han multiplicado, fragmentado, y diversificado. Los hay de todos los tamaños y especies, para todos los usos y para todas las funciones. Vivir es pasar de un espacio a otro haciendo lo posible para no golpearse.“ [George Perec, 1974]

 

Hace 50 años el francés Henri Lefebvre escribió su famoso libro “El Derecho a la Ciudad”, en el cual analiza que las ciudades juegan un papel primordial en el desarrollo de la civilización humana. La ciudad ha sido imaginada como un espacio de protección e integración social y cultural, pero su paradoja es que al mismo tiempo aparece como una “máquina potente de diferenciación y separación, de marginación y exclusión” (Bernardo Secchi, 2015). Las ciudades crecen y siguen creciendo, la cuestión de organizar el espacio público, para que sea un espacio democrático y accesible para toda la población, no es una tarea fácil y especialmente en la ciudad de Santa Cruz, una ciudad que ha crecido exponencialmente junto a su empuje económico, pero inversamente proporcional a las necesidades de equidad social. Lefebvre imaginó una concepción de ciudad que se construye y crea a través de la intervención directa de sus habitantes. El espacio público es un espacio de intercambio y de movimiento constante, toda articulación democrática esta centrada en las plazas, las calles, sus mercados y los parques de la ciudad. 

A partir de los años 1960 artistas y colectivos empezaron cuestionar los espacios clásicos del arte como museos y galerías, especialmente la idea del museo como espacio neutro y abierto para toda la población. Los museos forman parte del espacio público pero muchas veces se encuentran lejanos de la población y sus necesidades. Movimientos artísticos como por ejemplo lxs artistas del Land Art produjeron obras diseñadas especialmente con relación a un lugar, a una sitio especifico, y las expusieron en el paisaje mismo. Obras artísticas que incluyen el espacio nos hacen percibir el entorno que nos rodea en una manera diferente. Nos dan un punto de partida para discutir preguntas como ¿En qué ciudad queremos vivir? ¿Cómo nos imaginamos los espacios en común? ¿Y qué papel puede desempeñar el arte en este proceso de creación? Estas preguntas son recurrentes durante esta primera exposición del Contenedor, con el título ESPECIES DE ESPACIOS.

El espacio público se caracteriza por ser un territorio visible en la ciudad, que es accesible para todas las personas. Es un espacio de encuentro y comunicación de la vida cotidiana. Un espacio democrático y social, al cuál, las personas de la ciudad dan su importancia y valor. No podemos imaginarnos la ciudad Santa Cruz de la Sierra sin sus grandes plazas o sus parques urbanos, conectados por sus anillos.

Con la primera estación del Contenedor queremos crear un espacio abierto de apreciación, en un parque urbano de la ciudad, que invite a pensar sobre el espacio público, el espacio del arte y la relación entre estos. Una exposición dentro del contenedor que se dedica a estas líneas temáticas, funciona como punto de partida, para luego empezar por las acciones alrededor del contenedor; las cuales invitan con su variedad a la población en general, en especial a personas que normalmente no tienen acceso a las artes.

Con una programación educativa dirigida para lxs niñxs y jóvenes queremos ampliar la consciencia en la creación y participación de la ciudad. Un ciclo de películas y charlas profundiza la temática a un nivel más teórico, mientras un taller de huertos urbanos genera un sentimiento de cuidado y preservación del medio ambiente, para así,  formar un sentido comunitario en la ciudad. Con una variedad de intervenciones artísticas en el espacio queremos crear un espacio de arte abierto, inclusivo e interactivo.

El espacio público es parte de un espacio social, ambos resuenan entre si con otras especies de espacios. Repensar una ciudad es repensar los espacios públicos, porque es lo único que nos pertenece a todxs, adentrarnos en ellos nos abre nuevas posibilidades para establecer una comunicación más cercana. El contenedor pretende ser un facilitador para este proceso de transformación social.

Arterias Urbanas finaliza el año con su proyecto estrella: El Contenedor

El colectivo con sede en Santa Cruz lanzó la convocatoria para uno de sus más osados proyectos que da continuidad a su línea de acción donde el arte es el motor de la transformación cultural.

La Paz, 13 de diciembre (ANF).- El colectivo ARTErias Urbanas finaliza este año con el lanzamiento de la convocatoria para uno de sus proyectos más ambiciosos.

Se trata de El Contenedor un espacio creado para ‘contener’ a las diferentes líneas de acción que se articulan desde el colectivo, donde la formación, la reflexión y la toma del espacio público ponen al arte como principal motor para la transformación social.

“Unos de los objetivos de El Contenedor será de establecer un lugar de encuentro y de la discusión sobre el espacio público, el arte y la participación de la ciudadanía. Por otro lado, busca ser una instancia para la formación, profesionalización y actualización de artistas”, explicó Oscar Soza de ARTErias Urbanas, parte del colectivo con sede en el Barrio el Jardín entre el 4to y 5to anillo de Santa Cruz.

La convocatoria hace un llamado a artistas nacionales e internacionales para presentar obras en la primera exhibición del proyecto El Contenedor: Especies de Espacios.

“Buscamos propuestas que se dediquen al espacio público, al derecho de la ciudad y la creación ciudadana, el espacio del arte o la relación entre arte y ciudadanía”, indica el texto curatorial de la convocatoria.

Para los miembros de ARTErias Urbanas es importante dar continuidad a su línea de trabajo que en los últimos ocho años busca tender puentes con actividades culturales que salgan del casco viejo cruceño, además de crear espacios de inclusión para jóvenes y adolescentes.

De esta manera, El Contenedor se moverá cada semestre con una estación que permanecerá por tres meses en áreas verdes y parques urbanos cruceños, los cuales están distribuidos por diferentes distritos en la ciudad de los anillos. Son cuatro estaciones que se planean concretar hasta el año 2019.

Otro punto importante para el colectivo es la profesionalización y actualización de artistas a través de un programa de formación que ahora, con este proyecto, se consolida a través de laboratorios de creación y producción dentro de la convocatoria, además de charlas y talleres .

La primera estación “Especies de Espacios”, invita a pensar sobre el espacio público, el espacio del arte y la relación entre estos.

 “Utopías” es el nombre de la segunda estación, tiene una vocación netamente reflexiva. La tercera es “Historias Marginales” que busca visibilizar experiencias que no son parte del “mainstream” cultural nacional y por último, la cuarta estación se llama “Saberes Ancestrales” y quiere compartir conocimientos de pueblos originarios para así entender el pasado con una visión hacia el futuro.

El Contenedor también tendrá una agenda de invitados nacionales e internacionales que permitirán vincular la teoría y la práctica entre arte y sociedad. Como actividades paralelas se incluye un ciclo de cine con una curaduría enfocada en el derecho a ejercer la ciudadanía a través del arte y sobre proyectos comunitarios urbanos, talleres y charlas dentro de la misma temática y seguir con su programa de creación de huertos urbano-comunitarios

“Buscamos ampliar la consciencia en la creación de la ciudad: con un mapa y juegos los niños descubren el espacio y la exposición mientras crean sus propias obras y reflexionan sobre estos”, adelantó Soza, comentando que se mantendrán las intervenciones artísticas del colectivo como son el performance, la acrobacia, conciertos y la práctica del graffiti-mural.

La convocatoria para la primera estación Especies de Espacios está abierta hasta el 15 de enero del 2018, la postulación es única y exclusivamente mediante la pagina https://www.elcontenedor.org

Soza explicó que para la selección hay dos instancias: la primera el envío de una declaración que muestre los intereses, los puntos de acción y la forma de pensar del artista y la segunda instancia que incluye la presentación de un portafolio, les permita evidenciar y aclarar la primera instancia.

Los tres seleccionados serán parte de un laboratorio de creación y producción exclusivo para el contenedor con un fondo de Bs 2.000. Estos laboratorios son parte de los procesos de selección y de la convocatoria.

Para Sosa el crecimiento demográfico y económico de Santa Cruz la ha convertido en un crisol cultural, lo cual, según el artista, ha generado un mayor público interesado en la cultura, por lo cual la autogestión ya no solo es un sueño sino una realidad.

“Dado que ARTErias no es, ni busca ser una institución, ver que nuestros propios mecanismos de sostenernos están funcionando es alentador”, añade Soza.

El proyecto El Contenedor es posible gracias al compromiso de algunas instituciones que tienen alianzas estrategias con ARTErias Urbanas como son la Secretaría Municipal de Cultura Patrimonio y Turismo a través del Museo de Arte Contemporáneo; el Centro Cultural Pedagógico Simón I. Patiño y la Alianza Francesa, “quienes juegan papeles importantes y roles específicos para el despliegue de todo lo programado”, finalizó Soza.

MJF/ANF

fuente: 

https://www.noticiasfides.com/cultura-y-farandula/arterias-urbanas-finaliza-el-ano-con-su-proyecto-estrella-el-contenedor-384252